Translate

sábado, 20 de mayo de 2017

ACTUALIZACIÓN DE LA PREDICCIÓN PARA EL VERANO 2017

El verano podría ser cálido o muy cálido en España dependiendo de las fuentes

    Metidos en los primeros calores del verano meteorológico nos podemos hacer una idea de lo que pronostican las distintas instituciones oficiales y algunas afamadas empresas meteorológicas. En ningún caso se mojan con previsiones de un verano fresco y/o lluvioso en España y si parecen hacer cierta política de seguidismo. Como se ve en la figura de abajo los dos últimos veranos han sido el 2º y 3º más cálidos de la serie por lo que la teoría de probabilidades apuntaría más bien a lo contrario. Los partidarios de la teoría alarmista del calentamiento global pensarían de forma opuesta.
 



    AeMeT apunta a unos meses de junio a agosto normales de precipitación y con un 50% de probabilidades de que las temperaturas estén por encima de lo normal.






   Un organismo internacional interesante y que se dedica a hacer predicciones estacionales para el Mediterráneo es MedCOF, foro regional internacional sobre la evolución probable del clima y en el que participa AEMET. Su objetivo es reunir periódicamente a expertos de la región mediterránea para general una predicción consensuada. Como es lógico coinciden en nuestro país con la elaborada por AEMET. 




 También la NOAA norteamericana predice temperaturas por encima de lo normal, pero apunta a Galicia y al Cantábrico sobre todo.

 


     El Centro Europeo de Predicción a Plazo Medio insiste en las pocas precipitaciones cantábricas lo que puede indicar un verano favorable al turismo en esa zona, y se señala un verano cálido en España en general. Las figuras son válidas para la temperatura y precipitación de julio y agosto.





 
     La empresa norteamericana Accuweather pronostica el infierno para el próximo verano en Europa, con calor prolongado, olas de calor, sobre todo en el sur y este del continente. No obstante lo contrario ocurriría en las Islas británicas. Tal vez esté basado en lo que ha sido habitual muchos veranos de este siglo: descenso en latitud de las borrascas atlánticas afectando a esas islas, debilitamiento del anticiclón de Azores y el consiguiente reforzamiento de aire cálido del sur en el continente. A su vez pronostica fuertes tormentas veraniegas en Centroeuropa. Las peores olas de calor serían entre Italia y los Balcanes.


    Weather Company, que depende de IBM Businnes, pronostica temperaturas por encima de lo normal en la mayor parte de Europa, con la excepción otra vez del Reino Unido, y de la costa de Noruega, pero incluyendo también aquí al noroeste de España y Francia, contradiciendo las predicciones anteriores. El calor podría ser notable en el este de Europa.
 
   Se basa meteorológicamente en que los veranos de este siglo han sido en general cálidos por el descenso de las bajas presiones hacia el oeste de Europa, produciendo veranos más frescos y húmedos en el noroeste de Europa y cálidos y secos en el resto, sobre todo el sureste. Su teoría se apoya en que la disminución del hielo ártico produce estos patrones.



    International Research Institute for Climate and Society de la Universidad de Columbia también pronostica en junio y julio pocas precipitaciones en el Cantábrico y temperaturas superiores a las normales en general.
https://iri.columbia.edu/





MI PUNTO DE VISTA

   Los regímenes de verano en la península ibérica los he estudiado en relación con otras variables e índices y presentado en el congreso de Alicante de la Asociación Española de Climatología del año 2016. El estudio completo se puede leer en el enlace:

     En el mismo se contempla la influencia de la extensión de hielo ártico para justificar los cambios de circulación atmosférica que estos últimos 20 o 30 años han favorecido el debilitamiento del anticiclón de Azores y la bajada en latitud de la baja de Islandia, hecho ambos que favorecen temperaturas muy superiores a lo normal y que no se pueden atribuir exclusivamente al calentamiento global. 
 
    Este año el hielo ártico en el sector cercano a la circulación atlántica (recuadro rojo) presenta valores casi normales, por lo que en principio esta situación favorecería una situación meteorológica más propia de los años no tán cálidos como los que van del 2007 al 2014.




   También hay que tener en cuenta el fin del episodio de El Niño, aunque estamos en una fase neutra y no en un La Niña. Los El Niño hacen subir las temperaturas globales y los La Niña lo contrario todo ello, aunque de una forma aún no bien conocida. Aunque las temperaturas mundiales oceánicas superficiales tienden a bajar no parece que esta variables pueda señalar tampoco un verano fresco en Iberia. 

FUENTES
http://http://www.aemet.es/es/portada/es/portada
http://www.meteofrance.com/accueil/previsions-saisonnieres
https://iri.columbia.eduec
http://nsidc.org/data/seaice_index/
https://weather.com/
http://www.accuweather.com/en/weather-news/2017-europe-summer-forecast-heat-to-dominate-the-south-storms-to-rattle-germany-and-poland/70001611


1 comentario:

  1. Ya veremos, los últimos veranos están siendo cálidos y muy secos en el interior peninsular, típico de la zona pero dilatado, abarcando a parte del otoño.

    ResponderEliminar